Operación de comités de aguas rurales debe ser reglamentada

oficina trabajadores

San Luis Potosí, SLP.- Con el objetivo de asegurar el abastecimiento de agua a los habitantes de todas las comunidades de la Entidad, la diputada María Bernabé Romero Vázquez, presentó un punto de acuerdo mediante el cual exhorta respetuosamente a los 58 ayuntamientos a analizar y llevar a cabo acciones tendientes a la elaboración de la norma reglamentaria de la operación y funcionamiento de los comités de aguas rurales.

Dijo que actualmente el abastecimiento de agua es de primordial importancia en la vida de las personas y, en especial, en las comunidades rurales, debido a que no existen redes de distribución tal y como las hay en las zonas urbanas; por esto los comités de aguas juegan un papel esencial en la existencia de los habitantes de comunidades de los 58 municipios de la Entidad, en los cuales prevalece una situación que debe ser atendida a la brevedad, debido a que éstos operan de manera independiente y no proporcionan al ayuntamiento información sobre su accionar.

La diputada María Bernabé Romero Vázquez, explicó que lo anterior implica que muchos habitantes de la Entidad se encuentren en situación vulnerable y no reciban el vital líquido, debido a que los comités operan de manera independiente y cada uno de ellos de manera distinta, lo que causa que muchas personas debido a favoritismos o rencillas se vean beneficiados o perjudicados en la entrega, aunado a que, por lo general, los ingresos obtenidos no se ejercen de forma transparente.

Por ello resulta mencionó que es necesaria la intervención del ayuntamiento, a efecto de que elabore un reglamento de manejo de agua por parte de los comités, con lo que se homologue la distribución y a la vez regule la operación de los mismos, para que se evite que los asuntos vinculados al abastecimiento de este líquido primordial, se vincule a actividades tanto de carácter personal o grupal, político e, incluso, religioso, pues en ningún momento la prestación de un servicio debe verse inmerso a aspectos totalmente ajenos a la vida democrática de nuestro país.