Profesionales en el manejo del agua

José Francisco Martínez Ibarra

San Luis Potosí, SLP.- Los organismos operadores de agua potable en los municipios deben contar con profesionistas capacitados para hacer frente a las necesidades de los usuarios y evitar que estos cargos sean parte del reparto político de los presidentes municipales en turno, señaló el diputado Francisco Martínez Ibarra, presidente de la Comisión del Agua de la LX Legislatura.

Señaló que la falta de profesionistas capacitados en el tema hídrico es una de las constantes que se encontraron en los Foros de Prestadores de Servicios de Agua que se realizaron en las cuatro zonas del estado, por lo cual es importante fortalecer este aspecto para que estos cargos no sean otorgados para cubrir cuotas políticas.

“Ese fue el motivo de los foros que hicimos precisamente para que los organismos supieran, el alcance de los organismos que pudieran tener y sobre todo materializar en el sentido de que quien fuera a hacerse cargo de la junta municipal del agua potable cuente con capacitación adecuada, y  obligar a los presidentes municipales a que no se convierta en una cuestión política, sino de servicio en donde alguien con la capacidad o con el perfil adecuado pudiera ocupar una posición de esta naturaleza”.

Indicó que uno de los resultados de estos foros es precisamente el llamado que se hizo para  que quienes integren estos departamentos sean personas con formación y capacitación profesional en la materia, de manera que puedan brindar una respuesta eficiente a la población y mejorar la calidad del servicio que se presta.

Martínez Ibarra indicó que otro de los objetivos que se cumplieron en la realización de estos foros fue el dotar a los 23 organismos operadores de agua de herramientas para poder concretar sus propuestas anuales para la actualización de cuotas y tarifas de agua, basados en los indicadores establecidos en el Decreto 594, ya que por mucho tiempo estos planteamientos no eran bien sustentados por desconocimiento de las propias autoridades.

Además, permitió una conexión clara con las autoridades estatales a través de la Comisión Estatal del Agua; y federales, a través de la Comisión Nacional del Agua, para buscar alternativas de financiamiento por medio de los programas con que cuentan estos organismos y que con ello, permitieran una actualización de infraestructura hidráulica en los ayuntamientos.

“Se consolidó algo importante porque al final de cuentas los organismos  tienen los elementos necesarios como para establecer perfectamente sus cuotas y tarifas, y con los cambios que se hicieron a la Ley de Agua permite que las juntas municipales de gobierno tengan los elementos necesarios para determinar si es factible o no el aumento al servicio del agua”, concluyó.