A partir de los seis meses de vida, consumir verduras y frutas

12-04-14 Lactancia Materna Hospital del Niño y la Mujer (35)

San Luis Potosí, SLP.- La leche materna es el primer alimento que deben consumir los bebes como único alimento a libre demanda durante los primeros seis meses de vida, con ello desarrolla propiedades antiinflamatorias, evita infecciones gastrointestinales, disminuye el riesgo de diarrea e infecciones respiratorias agudas como catarros y amigdalitis.

La Jurisdicción Sanitaria VII con sede en Tancanhuitz,  informa que a través de la leche materna, el bebé adquiere las cantidades necesarias de vitaminas, glucosa, grasas, lípidos, proteínas, que requiere para su sano crecimiento. Los beneficios que otorga este alimento también son para la madre porque reduce la posibilidad de padecer cáncer de mama; contribuye a la reducción de peso, entre otros beneficios.

La hidratación es un factor importante para los bebes de la zona huasteca por lo que autoridades de salud piden dar agua natural potable a partir de los tres meses de edad.

A los seis meses de edad, la lactancia materna se debe complementar con ablactación, es decir, incluir verduras en la dieta, las más recomendables para los menores son: la zanahoria, chayote o papa. Iniciar con una verdura por tres o cuatro días para checar su reacción, es decir sino no le da alergia, diarrea, o si la acepta de buena manera, es importante no incluir azúcar ni sal en su preparación.

Posterior a las verduras, los menores tienen capacidad para ingerir fruta, por ejemplo, pera, manzana, durazno, plátano, dependiendo de la temporalidad, de preferencia, evitar los cítricos, estos se consumen después de 1 año 6 meses. En caso de que el menor haya sido alimentado con fórmula en vez de leche materna, la ablactación debe iniciar a partir de los 5 meses de edad.

Alrededor de los 12 meses, se puede dar al niño o a la niña leche entera en polvo de marcas comerciales, autoridades de salud piden a padres de familia verifiquen que ésta contenga vitaminas y minerales, se recomienda endulzarla con miel para aumentar los carbohidratos. Otras bebidas recomendadas son: té de hoja de limón, canela o manzanilla muy diluida y evitar dar café a los infantes.

Finalmente la Jurisdicción Sanitaria VII, recomienda que los menores deben comer tres veces al día con colaciones entre comidas y mantener horarios establecidos; evitar los jugos tanto naturales como enlatados, así como refrescos;  aumentar el consumo de agua natural; descartar los pescados y mariscos porque pueden provocar alergias, además de contener altos niveles de sal, sodio y colesterol, los alimentos del mar se recomiendan después de los 2 años de edad.