La Revista Universitarios potosinos presenta: Drones enfrentan retos en materia tecnológica

universitarios potosinos

San Luis Potosí, SLP.- Uno de los retos que enfrenta la ingeniería en la actualidad es dotar de mayor autonomía a los objetos voladores no tripulados también conocidos como drones esto gracias a su utilidad en diversos ámbitos como: vigilancia aérea, deportes, cinematografía, investigación, búsqueda, rescate, y transporte.

Lo anterior lo expuso el investigador y egresado de Facultad de Ingeniería de la UASLP, Luis Gerardo Zárate Vilet, en el artículo principal del mes de mayo del órgano de divulgación científica de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, la revista: Universitarios Potosinos.

En el artículo se describe que parte de esta autonomía y mayores capacidades se pueden lograr al crear, combinar y adaptar algoritmos en la programación del dron, para lograr que aterricen de manera automática en una zona predeterminada, sigan a un deportista mientras ejecuta su rutina, detecten blancos durante un ataque o incluso ayuden a crear un mapa en 3D de un terreno o una casa.

La importancia de estos avances tiene que ver con la importancia que han cobrado los vehículos aéreos no tripulados en los últimos años para uso civil. Ya que estos “robots aéreos”, pueden ser controlados a distancia o autónomos, incorporan generalmente una o más cámaras con el propósito de proporcionar un punto de vista diferente de nuestro entorno.

En el escrito, maestro Zárate Vilet explica los tipos de drones existen dependiendo de sus características físicas, los cuales pueden ser de ala fija -los de tipo avión-; y los de ala giratoria -los tipo helicóptero, cuadricóptero, hexacóptero, entre otros-, que incorporan rotores para lograr la sustentación. Detalla que gran parte de los drones para uso civil pertenecen a esta categoría debido a su facilidad para volar en espacios reducidos y mantenerse estáticos en el aire.

En el caso de los drones para uso militar, el especialista da a conocer que su principal objetivo sigue siendo proveer un punto de vista aéreo de nuestro entorno, y se usan para llevar a cabo funciones de vigilancia y ataque. “Existen unos pequeños que son capaces de volar a través del campo de batalla, principalmente en ambientes urbanos y proveer a los soldados de información sobre posiciones enemigas sin necesidad de arriesgar vidas humanas”.

Finalmente comenta que hay otros tipos de drones más grandes, que pueden volar cientos de kilómetros e incluso portar armas para realizar ataques a distancia. Es esta categoría a la que pertenecen algunos de los drones más célebres, como el MQ-1 Predator, usado principalmente por la fuerza aérea estadounidense.