18 julio, 2024

Presentan los microsistemas modernos de liberación controlada de fármacos.

23 mayo, 2015

Compartir nota:

Facebook
Twitter
WhatsApp

Uaslp_0

San Luis Potosí, SLP.- El más reciente número de la Revista Universitarios Potosinos, órgano de divulgación científica de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, presenta como artículo central: Macropartículas poliméricas, como sistemas de liberación controlada de fármacos, escrito por los doctores Arturo Garrocho Rangel, Amaury de Jesús Pozos Guillen y Bernardino Isaac Cerda Cristerna.

Es innegable la importancia de los fármacos en la salud de las personas, por lo que la investigación es una parte medular de los laboratorios farmacéuticos, como señalan el doctor José Arturo Garrocho Rangel y colaboradores en el artículo principal de esta edición.

Los microsistemas modernos de liberación controlada de fármacos representan un avance sustancial en el manejo farmacológico de las enfermedades. Detallando que un fármaco o agente terapéutico es una sustancia química purificada que se utiliza para la prevención, diagnóstico y/o tratamiento de un padecimiento o enfermedad en un ser humano.

Su eficacia en cualquiera de estas aplicaciones requiere una concentración idónea en el sitio de acción, durante un tiempo suficiente dentro del cuerpo, lo cual depende en gran medida de la forma en que es suministrado. Asimismo en el artículo se

indica, que existen varias vías para su administración, las más importantes son: oral, inyectada, rectal, inhalada, y tópica.

Como parte de los avances de la ciencia biomédica, la investigación farmacéutica ha buscado con gran interés, durante los últimos años, diseñar sistemas que superen los inconvenientes para lograr la liberación continua o intermitente en el sitio de acción requerido y su dosificación precisa, de manera controlada, es decir, durante el tiempo y a la velocidad requeridos por el tratamiento.

El objetivo principal de la liberación controlada es mantener la cantidad adecuada de un fármaco durante el tiempo propicio y en el lugar donde se requiera una acción terapéutica, con un mínimo de efectos tóxicos.

La investigación en esta área de la biomedicina ofrece la oportunidad de desarrollar nuevos diseños y materiales para su elaboración, con el objetivo de ofrecer a los pacientes una mayor calidad y comodidad en la terapia farmacológica. Estas técnicas han demostrado ser una valiosa alternativa para la administración local de fármacos otros agentes activos en medicina, y otras áreas como la estomatológica.

El impacto de estos microsistemas ha sido notable, de tal forma que actualmente ya están disponibles en el mercado para diversas aplicaciones clínicas. Su uso va desde el tratamiento de cáncer hasta el control de las infecciones en las encías. Se han convertido, por lo tanto, en una realidad que mejora la calidad de vida de sus usuarios.

Los esfuerzos constantes de investigación realizados por la comunidad científica universitaria deben ser considerados de gran valor para un futuro promisorio en la administración de medicamentos a los seres humanos.

NOTAS RECIENTES