18 mayo, 2024

Urgencias médicas en el IMSS, en su mayoría sentidas

14 agosto, 2015

Compartir nota:

Facebook
Twitter
WhatsApp

San Luis Potosí, SLP.- Las urgencias médicas en el Seguro Social se clasifican por medio de un sistema denominado Triage, consiste en que los pacientes son diagnosticados de muy graves que ameritan atención inmediata a no graves, cuando pueden esperar para recibir atención sin que se agrave su problema.

Lo anterior lo dio a conocer la urgencióloga del IMSS en San Luis Potosí, Laura Mónica Curioca López, quien explicó que el sistema clasifica las urgencias en cinco colores: azul, verde, amarillo, naranja y rojo. En donde las dos últimas representan una atención inmediata.

“Los dos primeros colores, azul y verde son patologías que es lo que denominamos sentidas, es decir, que incluso pueden ser atendidas en médico familiar, pero a las que les damos entrada porque están los pacientes en urgencias y hay que atenderlos aunque hay que darle prioridad a los graves”, explicó Curioca López.

La urgencióloga dio a conocer que una urgencia sentida puede traducirse en una revisión de fractura, cuadro gripal, diarrea sin deshidratación, descontrol de hipertensión, cólico biliar, fracturas menores, las cuales suelen estar entre las principales patologías que se atienden diariamente.

Dio a conocer que en cada área de urgencias de los hospitales del IMSS en San Luis Potosí existe un consultorio de primer contacto, en donde el especialista en turno determina el grado de gravedad, así se determina el color.

Laura Mónica dijo que el sistema Triage permite una clasificación de las urgencias reales y distinguirlas de las urgencias sentidas, y es un modelo de urgencias que se usa a nivel mundial no solo en México.

“Es un proceso formal de evaluación médica inmediata que se aplica a todos los derechohabientes que se presentan a solicitar atención de urgencias, y que ayuda a clasificar a los pacientes de acuerdo la gravedad de su enfermedad o lesión”, explicó la especialista del IMSS.

Apuntó que es importante diferenciar que una urgencia real es una situación de afectación a la salud persona,  que desde el punto de vista clínico-médico implica riesgo a corto plazo para la vida, un órgano o la función del mismo, por lo que su atención debe ser inmediata.

Mientras que la urgencia sentida es una situación de afectación a la salud personal, es decir, que la persona o la familia perciben como amenazante, pero que desde el punto de vista clínico-médico no implica riesgo a corto plazo para la vida, un órgano o la función.

La médica especialista hizo una invitación para que los servicios de Urgencias no se saturen y, con ello, darle oportunidad a las verdaderas emergencias para ser atendidas con prontitud, calidad y calidez.

NOTAS RECIENTES