Un toque a tiempo

Un Toque a Tiempo Bolio

Por: Adiel Armando Bolio

Amigos de la Fiesta Brava, mucho gusto en saludarlos, reanudamos nuestra columna Partiendo Plaza motivados en mucho por el claro, indiscutible e inobjetable triunfo del diestro Joselito Adame el reciente domingo 25 de octubre en la Monumental Plaza México, en la que fue la primera corrida de la Temporada Grande Internacional 2015-2016.

Salió en hombros por la Puerta Grande de El Encierro, titulo éste de la salida en volandas del gran coso de Insurgentes por cierto que aprovecho para aclarar que es de mi autoría pues así califiqué la salida de los toreros de la Monumental Plaza México cuando era coeditor de la sección taurina del diario La Afición cuando pertenecía al grupo Milenio y ahora algunos colegas y taurinos ya utilizan el término. Sólo fue un dato para que se supiera el origen de la salida en hombros por la Puerta Grande de El Encierro.

Bien pues por ahí salió este domingo Joselito Adame, quien por cierto tuvo que ser auxiliado por una patrulla para ser rescatado de la multitud que lo vitoreaba y ovacionaba. Fue un triunfo de tres orejas, una del toro número 35 y con 490 kilos, llamado “Gravado en el Alma” (así apareció en el cartelón de toriles), de la dehesa de Julián Hamdan. Y dos del astado de nombre “Javito”, número 69 y con 490 kilos de la ganadería de Xajay, demostrando así a que viene tras su brillante campaña europea, a afianzarse como la actual primera figura del toreo nacional y con una más que respetable reputación en plazas de España, Francia y Sudamérica.

Se le vio en esta ocasión, reiteramos, tras su impecable campaña hispano-gala, con mucha más madurez, una extrema seriedad y, sobre todo, consciente de la responsabilidad que carga sobre su espalda, la de defender el sitio en la cima del toreo mexicano.

Hasta ahí todo está más que bien, pero Joselito Adame debe recordar que la prensa es muy importante y ahora que goza de ese estatus de primera figura debe ser más cuidadoso de ello. No me refiero a las entrevistas que da al término de un festejo pues ahí está pero cuando uno lo busca vía telefónica previo, por ejemplo, a su regreso a ruedos nacionales o a la Monumental Plaza México, no tiene la atención de contestar.

Sin embargo, ante de torear en el gran coso de Insurgentes si se dio el tiempo de darle preferencia a programas de televisión pero eso de responder el teléfono ya no se le da cuando antes lo hacía de inmediato, hasta regresaba las llamadas.

Por eso va un toque a tiempo Joselito, no copies lo malo de otro torero, de hacer a un lado a la prensa, de ignorarla, sobre todo cuando se trata de la de tu Aguascalientes querido. Sólo espero también que no vayas a intentar que sólo te tomen video cuando mucho tres minutos o que decidas cuántos fotógrafos podrán estar en el callejón de una plaza o hay que hacer reservación para entrevistarte. De ahí que te recuerdo que “cuando la inteligencia humana y la irracional belleza animal se conjugan en la arena ¡surge el toreo! Arte y bravura en escena”.