sábado, 25 de septiembre de 2021

‘Curro’ Rivera torero Cumbre a 15 años de su partida

  • enero 24, 2016

Manolo Herrera

Por: Manolo Herrera

Amigos aficionados al mundo mágico, misterioso y polémico de la fiesta brava, sean bienvenidos a su columna…De Tirón a Tirón…!!!

Esperamos que los coletas aztecas que sean anunciados en las Ventas de Madrid, en lo que será la famosa “Feria de San Isidro” en su edición 2016, realicen la extraordinaria gesta de cortar cuatro orejas en una sola tarde y colocarse de una vez en figura del toreo mundial, esa gesta sigue incólume desde hace 44 años, este año se cumplen, cuando aquel 22 de mayo de 1972 en las Ventas de Madrid Curro Rivera desorejó por partida doble a los toros bautizados por Atanasio Fernández como “Cigarrero”, marcado con el número 64 y 520 kilogramos y “Pitito”, que llevó el número 23 con 531 kilogramos, Curro apenas iba a cumplir 21 años de vida, pero…

…no se olviden que iba a cumplir20 años de edad, cuando la tarde del 3 de junio de 1971 toreó mano a mano con Antonio Bienvenida, la “Corrida de Beneficencia”, ello en Madrid, los toros fueron de Felipe Bartolomé, esa tarde cortó una oreja a cada uno de sus toros que llevaron por nombres “Grajador”, número 7 y 492 kilogramos y “Niño”, con el número 30 y 577 kilogramos, ah!, y no salió por la puerta grande ¡por haber subido a saludar al palco de honor de Francisco Franco!

Ahí mismo, en las Ventas de Madrid, un mes antes, era el 18 de mayo de 1971, Antonio Bienvenida le había confirmado la alternativa con el testimonio de Andrés Vázquez, el toro de la confirmación procedente de la ganadería de Samuel Flores, se llamó “Beluco”, numero 75 y 528 kilogramos, le tumbó una peluda. El segundo de su lote salió al ruedo venteño con el nombre de “Cartujero”. Y…

…Justo, un mes antes de que confirmara su doctorado en Madrid, Curro Rivera “Curro Cumbre”, se presentó en la Feria de Sevilla, era el 18 de abril de 1971, esa tarde alternó con Curro Romero y Victoriano Valencia, con toros de Fermín Bohórquez, ¡cortó tres orejas y salió a hombros!, en ese mismo año llevando a cuestas sus diecinueve años de edad, compareció en Bilbao con su alegría y torerísimo, ¡se convirtió en el máximo triunfador de ese año en el coso bilbaíno, cortó cuatro orejas a toros de Manuel Arranz y Carlos Urquijo, y le entregaron el codiciado trofeo llamado “Colavidas”, que solamente había sido otorgado a Paco Camino y Pedro Moya “El Niño de la Capea”!

Esas sus incursiones en España, sobre todo en los años 1971 y 1972 lo colocaron en plena juventud en ¡Figura del Toreo Mundial!, lean algunos nombres de las figuras del toreo con las que alternó en España, acerca de esto tuvo mucha razón Curro al contestarme a una pregunta que le formulé en una entrevista, ¿Tú crees que me iban a permitir el paso en España figuras como Antonio Bienvenida, Antonio Ordoñez, Luis Miguel Dominguín, El Cordobés, Curro Romero, Santiago Martín ´El Viti´, ¡Dámaso González, que era un león de valiente o Diego Puerta, lo mismo!, Paco Camino, Palomo Linares, Pedro Moya ´El Niño de la Capea´, ´Paquirri´, José María Manzanares, Espartaco, etc.?, con todos ellos alterné y triunfé a su lado, la pelea era dura…”

“…La afición española me trató muy bien –me confió Curro-, iba preparado taurinamente en 1971, después de la alternativa que recibí el 14 de septiembre de 1968 a 1971 llevaba toreadas unas cien corridas en México, todas continuas, sin preámbulos, siempre buscando las corridas de toros más hechas, más fuerte en vistas de ir a España, a preparación fue la clave por la cual tuve el triunfo tan fuerte en la Península Ibérica; iba con etiqueta de figura del toreo mexicano, llegué a España en971 con un mes de anticipación a mi debut, me metí al campo, no maté ningún toro, porque ahora les encanta matar un toro, que no sirve para nada, desde mi punto de vista, no es la misma sensación, yo toree puras becerras en las ganaderías de Andalucía, toreaba en la mañana, tarde y noche no porque faltara alumbrado, así me estuve preparando intensamente un mes; me presente en Valencia el 19 de marzo de ese año cortándole las orejas al sexto de la tarde, fue mi primera salida a hombros; a los dos días en Castellón gané tres orejas, después fui a Murcia alternando con El Cordobés y Diego Puerta, otras dos orejas; en Barcelona, con Paquirri y Dámaso González, otra oreja y…

“…El 18 de abril me presento en Sevilla con Curro Romero y Victoriano Valencia, era la feria sevillana, corté tres orejas a toros de Fermín Bohórquez y al mes siguiente, el 18 de mayo, en las Ventas de Madrid confirmé la alternativa con el toro “Beluco” de Samuel Flores, esta corrida cinqueña la escogió el maestro Bienvenida, mi padrino de confirmación, el testigo lo fue Andrés Vázquez; e 25 de mayo de ese mismo mes reaparezco en Madrid con Antonio Ordóñez y Paco Camino, esa tarde lidiando toros del Duque de Pinohermoso, corté dos orejas ganándome a pulso la corrida de Beneficencia la cual en un principio era una tercia pero por una lesión de Andrés Vázquez quedó mano a mano con Antonio Bienvenida y Curro Rivera, eso fue un honor grandísimo, un lujo, corte dos orejas, los toros fueron de Felipe Bartolomé, no salí por la puerta grande por ir a saludar en el Palco al general Francisco Franco, yo decía que no era posible pues con dos orejas me la tenían que abrir, me dijeron que no había problema que ya era oficial la salida, sí, pero yo deseaba la foto de salida a hombros por la puerta grande…cuando llegué al hotel estaba mi apoderado Enrique Vargas de los mil diablos, enojado por no haber salido yo por la Puerta Grande, si molesta, tengo la foto del segundo año y lo que me hicieron los sevillanos, no me abrieron La Puerta del Príncipe…

¿Por qué Razón? –Le pregunté.

“…Hubo dos razones: El que me llevaba a hombros iba eufórico, era un mexicano, no supo para donde jalar, cuando le dijeron que se enfilara para la Puerta del Príncipe y cómo íbamos muchos yo le decía al cargador dale hacia atrás, es la otra, ya cuando acordamos íbamos hacia la otra, con tres orejas era suficiente para salir por la Puerta del Príncipe, ¡el que me llevaba a hombros era mexicano, se equivocó de puerta! El primer año tuve una suerte horrorosa con las puertas, a mí me tenían que haber abierto la del Príncipe en Sevilla y la grande en Madrid…

“…Después de la corrida de Beneficencia de Madrid que fue televisada a toda España por la noche ya tenía firmadas cuarenta corridas, aparte de las otras veinte que toree. Ese año me convertí en triunfador absoluto de Bilbao, ese triunfo, en esa feria, sólo lo había conseguido el maestro Fermín Espinosa Armillita, después de él Curro Rivera, con ese triunfo me llevé el codiciado trofeo llamado “Colavidas”, solo se han otorgado tres: a Paco Camino, Pedro Moya ´El Niño de la Capea´ y el otro está aquí en San Luis Potosí…”
De sus triunfos en la México ahí están los seis rabos que cortó: a “Soy de Seda”, de Piedras Negras; “Emperador”, de Reyes Huerta; a “Payaso”, de Torrecilla; a “Horchatito”, de Javier Garfias; a “Caporal”, de Mariano Ramírez y “Saltillero” de Campo Alegre.
Curro ha sido uno de las figuras del toreo que más toros ha inmortalizado en la Plaza México: a “Zalamero” y “Rondinero” (de Piedras Negras); “Miguelito” y “Carlito” (de Reyes Huerta); “Huracán” (de Santacilia); “Simetría”, “Riojano”, “Colega”, “Tabaquero” y “Gavilán” (de Javier Garfias); “Melodía” y “Sardinero”, (de Soltepec); “Cielito Lindo” y “Atrevido” (de Mariano Ramírez); “Cochero” y “Don Difi” (de Torrecilla); “Regalito”, “Caminito” y “Sapo” (de San Mateo); “Viquino”, (de Mimiahuapam); “Amigo” (de Jesús Cabrera) y “Dibujante”, de Xajay. ¡Ah, qué faenas!

¿En qué año te consolidas como figura del toreo?

“…En 1969 –tenía dieciocho años de edad-, tomo la alternativa en 1968, en abril de 1969 le cortó las orejas y rabo a “Soy de Seda” de Piedras Negras, llevándome además el Estoque de Oro, en ese momento la gente se me entrega y cuando me dan el espaldarazo de figura es el 7 de diciembre de 1969 alternando con Santiago Martín ´El Viti´ y Alfredo Leal, con toros de Reyes Huerta, esa tarde le corté las orejas y el rabo a “Emperador” y las dos a “Miguelito”, ahí dijo la gente: ¡´…Éste es!…´, en un periodo breve de tiempo corté en la México seis orejas y dos rabos…”

¿Es pesada la responsabilidad de ser figura del Toreo?

“…Es una de las carreras más bonitas pero muy duras, aquí entre más triunfos tienes la cosa se pone más difícil, eso se lo comento a los muchachos que empiezan: ´…tu corta un par de orejas y vas a ver como se ponen las cosas…”. Muy bien, dicen los jóvenes, yo les digo que se ponen peor todavía, después hay que cortar el rabo, justificarse en todos lados, desde la México hasta Cedral, para una figura del toreo no hay plazas chicas, medianas ni grandes, tiene que salir a darlo todo en esas plazas por eso lo tienen consolidado como tal, es muy difícil aguantar, justificarse, estar siempre en condiciones anímicas, mentales, taurinas, pero recuerda que somos humanos y hay tardes que a uno le duele todo, tienes problemas, sin embargo cuando te estás poniendo la taleguilla y rezas a tus imágenes, ahí dejas tus problemas con ellas, tienes que salirle al toro, eso muchas veces la gente no lo entiende pero tú tienes que hacerlo, es muy difícil esta profesión, llegar es muy difícil, sostenerse es peor todavía…”

¿Cuándo cumpliste la corrida número 1000 y 1001 en Aguascalientes, mataste 14 toros por la tarde y noche, ¿qué tipo de condición física, mental, taurina necesitaste para matar esa cantidad de toros, sí para matar un toro se necesita una condición física tremenda?

“…El asesoramiento para el acondicionamiento físico por parte de Arturo Mendoza ´El Caballo´, yo iba a caminar al Deportivo Potosino, ahí le encontré, le comenté: ´…oiga profesor voy a matar 14 toros…´, ¿no son muchos matador? –Contestó quien había sido director técnico de futbol profesional y un experto en acondicionamiento físico-.

“…Eso se lo dije unos ocho meses antes. Yo quiero –le volvía a decir- hacer una hazaña en la corrida mil y mil uno que no haya hecho nadie, mire Palomo Linares mató 13 en Vista Alegre, entonces aquí se tratará de matar catorce, yo necesito tener fondo, como los atletas, fuelle…”

“…Bueno, lo primero es que te vayas a hacer un chequeo médico general completo a ver como andas…” –me recomendó ´El Caballo´ Mendoza.

“…Me los hice, todos salieron muy bien, tanto en León con el Dr. Navarro y aquí en San Luis me hice otro. El señor Mendoza me puso a realizar una serie de ejercicios diversos, el acondicionamiento físico lo inicié antes que el taurino, cuando empecé a sentirme fuerte, me metí al rancho a entrenar haciendo quites y faenas al por mayor, un día encerré diez becerras, les realicé quites, las banderillee, les hice faena, me doblé con ellas, todo eso durante tres meses antes de matar los 14 toros. Tuve una preparación de unos 7 u 8 meses muy fuertes, intensa, cuando llegó el día de la corrida estaba como navaja para afeitar…

“…Cuando maté los primeros siete toros en la corrida 1000 estaba cansado normal, llegué al hotel y lo más importante fue que el masajista no me dejó enfriar los músculos, un regaderazo y otra vez a vestirme de torero, inhalé cinco minutos de oxígeno, ya en la corrida en la noche al segundo toro me sentí mejor, en el tercero todavía mucho más bien, en el cuarto me fui para arriba como los toros…al séptimo hasta lo banderillee, le cuajé gran faena y le corté las orejas y el rabo, había un toro todavía adentro, estuve a punto de regalarlo, no lo hice, ya era bastante esfuerzo, físicamente estaba entero, corté diez orejas y dos rabos. El Dr. Navarro me dijo en el hotel:

´… ¿no tienes hambre?, ¿sed?, un poquito le contesté, estaba ya tan estresado, a tope físicamente que hubiera podido matar 20 toros. Eran las cinco de la mañana y no podía dormir por la energía que tenía…al otro día llegamos a San Luis, comí a las tres de la tarde, me dio sueño, me dormí a las cuatro despertando al día siguiente a las ocho de la mañana…vino el relax…”

En posteriores columnas les seguiré narrando esas entrevistas que le hice a Curro Rivera.
Lo anterior refleja lo que fue, es y seguirá siendo una autentica figura del toreo mundial, tal lo era Francisco Martín Rivera Agüero Curro Rivera “¡CURRO CUMBRE!”, El cual el próximo sábado 23 de enero cumplirá 15 años de haber fallecido allá en la Alianza de San Fermín.


© Copyright 2021