miércoles, 22 de septiembre de 2021

Impulsa senadora aprovechamiento del agua de lluvia

  • febrero 3, 2016

agua1

Fuente: Senado

Cd. México.-La senadora Ninfa Salinas Sada, del Grupo Parlamentario del PVEM, presentó este martes una iniciativa para impulsar el aprovechamiento del agua pluvial en viviendas y conjuntos habitacionales, así como en edificaciones industriales, comerciales y de servicios.

Se trata, dijo, de reformar la Ley del Impuesto Sobre la Renta para que se pueda deducir el 100 por ciento de los activos físicos invertidos en obras, instalaciones, equipos, sistemas e instrumentos que tengan como finalidad la captación de agua pluvial, cuyo destino sea el reuso en los inmuebles donde las personas morales y físicas con actividades empresariales y profesionales desarrollan sus actividades.

La legisladora enfatizó que se requieren soluciones viables para resolver la falta de agua en la Ciudad de México y habitantes de metrópolis como Monterrey, Guadalajara, Tijuana o Ciudad Juárez, para que no vean vulnerado su derecho al vital líquido.

Debemos, expresó, “aprovechar el recurso que, literalmente, nos cae del cielo, el agua pluvial, que nos puede ayudar a enfrentar la carencia de este vital líquido”

Salinas Sada argumentó que, según el Consejo Nacional de Población, con el incremento de la población en zonas urbanas para el 2030, la disponibilidad de agua a nivel nacional disminuirá de 4 mil 90 metros cúbicos anuales a 3 mil 800 metros cúbicos anuales por persona.

Refirió que desde el jueves de la semana pasada hasta el día de ayer, cuatro millones de capitalinos carecieron del suministro de agua, situación que se presenta de manera reiterada, principalmente en periodos vacacionales o durante fines de semana largos.

Ello, recordó, por el mantenimiento al Sistema Cutzamala, que opera desde 1982 y que proporciona al Valle de México más o menos el 25 por ciento del agua que requiere.

Sabemos que el Cutzamala no resolverá nuestra falta de agua y que los proyectos en estudio para traerla –ya sea desde la presa de Necaxa, en Puebla, o desde el Valle del Mezquital, en Hidalgo– requieren de grandes inversiones y de al menos 10 años para su maduración.


© Copyright 2021