Contenido Ciudadano: La gente ya no se deja

Por: Lupillo González

«LA GENTE YA NO SE DEJA»,  Esta es una gran frase sin duda alguna, pero me gustó aún más quién me la dijo. Hace unos días un diputado cuando un servidor le cuestionaba algunas cosas, se le salió espontáneamente comentarme que las cosas cada día estaban cambiando más y que la gente cada vez está más despierta. La gente ya no se deja.

“Es más, a nosotros por solo ser diputados, nos cuestionan más” también me lo dijo mientras se rascaba la cabeza en señal de preocupación. ¿Esto es una buena señal? Sí, pero se debe avanzar más cada día en ser exigentes, en no dejar que las lagunas mentales nos inunden el cerebro, porque cada vez que hay elecciones quienes piden el voto, hacen un sinfín de promesas con la firme intención que a todo mundo de les olviden.

La ciudadanía se va cansando de tanto agravio, de saber que sus impuestos que tanto sacrificio cuestan, son mal gastados por los funcionarios públicos o ese mismo diputado que amablemente en su momento lo invitaba a votar por él y que hoy por los medios de comunicación se entera de los abusos y corruptelas que realiza.

Tampoco debemos perder de vista que durante muchos años y como si fuera broca taladrando nuestros cerebros nos han metido eso de que nosotros somos los “gobernados” y ellos los “gobernantes”, nada más falso y equivocado. La constitución en ninguna parte habla de eso, en cambio, habla de mandantes y mandatarios. Es decir, la ciudadanía es quien manda y el presidente de la república, el gobernador, senadores, diputados y alcaldes obedecen. Si la gente ya no se deja engañar y cada día es más exigente, logrará que las cosas cambien mucho más rápido, ya no se tolera la corrupción y cada vez menos es vista como algo normal, simplemente porque la corrupción no lo es.

Si la gente ya exige más, los deficientes servicios públicos van a tener que ser mejores. Si la gente ya sabe que de forma individual es difícil que les hagan caso, entonces ya está entendiendo que es mejor organizarse con los vecinos para cuidarse y exigir resultados o que les sean atendidos sus problemas.

Si la gente ya no se deja….es muestra que las cosas están cambiando.