20 junio, 2024

IMSS brinda oportunidad de vida a bebés prematuros

18 noviembre, 2016

Compartir nota:

Facebook
Twitter
WhatsApp

bebe-pie-prematuro

San Luis Potosí, SLP.- Alrededor de 5 mil 511 nacimientos se han registrado hasta el mes de octubre en el Hospital General de Zona No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de los cuales 679 han sido prematuros, así lo informó la Dra. Cristina Rangel Limón, Jefa de Neonatología de esta clínica.

Se considera a un bebé prematuro, cuando nace antes de las 37 semanas de gestación, y aquellos que nacidos antes de las 27 semanas, son catalogados como prematuros extremos, “en este hospital se han recibido bebés desde 24 semanas de gestación con un peso de hasta 500 gramos, a quienes se les da seguimiento médico por consulta externa”, comentó.

Aproximadamente, un 70 por ciento de los pequeños que nacen durante parto prematuro logran sobrevivir, gracias a los cuidados y atención integral que se brinda en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del IMSS, donde participan principalmente neonatólogos, pediátras, psicólogos, trabajo social y directivos.

En el 65 a 70 por ciento de nacimientos prematuros, tienen sus principales causas por infecciones maternas es decir, infección en vías urinarias o cervicovaginitis. Asimismo, por padecimientos de la madre tales como hipertensión arterial, diabetes, desprendimiento placentario, entre otros.

Cristina Rangel, indicó que la estancia hospitalaria de estos bebés es larga, de aproximadamente 3 meses, “durante este periodo el bebé permanece bajo estricta vigilancia médica porque presentan diversas complicaciones, entre ellas, dificultad respiratoria, enterocolítis, persistencia del conducto arterioso, sepsis neonatal y neumonía intrauterina”.

La especialista recomendó a todas las mujeres en etapa de gestación o que planean un embarazo, llevar un estricto control prenatal, acudir a sus consultas mensualmente y atender las recomendaciones del médico.

Uno de los factores importantes para que un bebé prematuro salga adelante es la presencia de ambos padres durante las visitas, donde se les brinda asesoría y atención sobre los cuidados especiales que se debe tener con estos pequeños. “Es importante que tanto la madre como el padre transmitan seguridad al bebé y lo impulsen a seguir luchando por su vida. Son bebés muy fuertes y aguerridos”.

NOTAS RECIENTES