Se redireccionan programas preventivas para prevenir la violencia de género

San Luis Potosí, SLP.- Como parte del cumplimiento de la Alerta de Género por el Gobierno de esta capital, la Dirección General de Seguridad Pública Municipal (DGSPM) une esfuerzos con los 18 Comités de Mujeres, así como con las redes creadas para la protección de este sector de la población en los cuadrantes con mayores incidencias, a fin de disminuir los riesgos y aumentar la vigilancia.

El responsable de la corporación capitalina, Leobardo Aguilar Orihuela, destacó que los comités y redes se conformaron a partir del análisis realizado por la DGSPM en cuanto a denuncias o quejas de la ciudadanía, por lo que se seleccionaron determinadas colonias y sus inmediaciones para aplicar los protocolos de atención, además de acciones de prevención.

“Este estudio nos permitió como Ayuntamiento generar estrategias para defender y empoderar a la mujer, y redireccionar programas preventivos además de los  dispositivos de sobrevigilancia en zonas como El Saucito, Satélite y 16 más, para detectar y disminuir actos en contra de las potosinas”.

Adicionalmente, oficiales de la corporación hacen reportes a las distintas dependencias municipales para que se encarguen del mejoramiento de servicios básicos como el alumbrado público, además de intervenciones en cuanto a rehabilitación de áreas de uso comunitario y de convivencia social.

El titular de la DGSPM reconoció la participación de las mujeres tanto en los comités como en las redes conformadas para tal fin, lo que ha permitido ampliar la cobertura de los programas relacionados con la prevención y el autocuidado, y las áreas donde se debe reforzar la vigilancia a petición de las mismas mujeres.

Finalmente, Aguilar Orihuela añadió que se trabaja de manera coordinada con la asociación civil Ánimos Novandi en las mencionadas redes y comités, adicional al rescate de espacios públicos como parte de la Alerta de Género, entre los que destacan el crucero avenida Salk-calle Fran Zarat, en la colonia Nueva Progreso donde confluyen cientos de estudiantes de diversos planteles educativos y se tienen constantes reportes de asaltos y violencia.