El IIH de la UASLP invita a conferencia Iglesia, cueva y monte. Dos cosmovisiones en el templo Franciscano de Tecamachalco

San Luis Potosí, SLP.- La UASLP llevará a cabo en el Auditorio Universitario del Instituto de Investigaciones Humanísticas, este jueves 19 de octubre a las 19:00horas, la conferencia Iglesia, cueva y monte. Dos cosmovisiones en el templo Franciscano de Tecamachalco, a cargo de la doctora en Historia del Arte doctora María Celia Fontana Calvo la entrada será totalmente libre, así lo informó el doctor Manuel Pérez docente del Instituto.

La doctora Celia Fontana es especialista en historia del arte por la Universidad de Zaragoza España. Desde 1999 es profesora investigadora de la UAEM. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores y es miembro de la Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza, España. Desde el 2013 es responsable del Cuerpo Académico consolidado Estudios sobre la imagen en el arte.

El doctor Manuel Pérez docente del Instituto de Investigaciones Humanísticas destacó que la charla que impartirá la docente, versa sobre la plástica de las iglesias rurales construidas durante la primera evangelización, la doctrina de los misioneros se entrelaza con la cosmovisión mesoamericana. En muchas ocasiones los misioneros, más que imponer sus creencias mediante la tabula rasa, tratan de aprovechar la mitología antigua para crear puentes de entendimiento.

En la conferencia Iglesia, cueva y monte. Dos cosmovisiones en el templo Franciscano de Tecamachalco, se detallará el trabajo de las iglesias rurales construidas durante la primera evangelización en nuestro país, y se abordará la doctrina de los misioneros y como se entrelaza con la cosmovisión mesoamericana.

Cabe hacer mención, que el doctor Manuel Pérez apunta que en muchas ocasiones los misioneros, más que imponer sus creencias mediante la tabula rasa, tratan de aprovechar la mitología antigua para crear puentes de entendimiento y sobre eso hablará la especialista en el IIH.

Por ello se considera que la iglesia franciscana de Tecamachalco, en el estado de Puebla, es, sin embargo, un caso singular. Su trabajo pictórico y escultórico no es tanto un ensamblaje sincrético utilizado por los frailes como herramienta retórica a su favor. En los muros exteriores e interiores del templo se presentan perfectamente separados un imaginario indígena de resistencia y un novedoso mensaje franciscano.