“PODER CIUDADANO”….  DÍA  DE  MUERTOS

Por: Arturo Ramos Medellín

arlequin2020@hotmail.com

              Iniciaré por decir las cosas como son, en San Luis Potosí todos los días es “día de muertos”, y no me refiero precisamente a la celebración del 2 de noviembre, sino a las víctimas producto de la inseguridad que impera en todo el estado y a cuyo combate el gobierno ha renunciado de antemano.

               No hay ninguna zona, ciudad o pueblo en todo el estado, que se salve de la ola de criminalidad y delincuencia que empieza a hartar a la población, pues por igual cada día aparecen asesinatos en esta capital y su zona metropolitana, que en Matehuala o la huasteca. Asesinatos cuyas causas van desde el robo, asaltos, riñas pandilleriles, venganzas y crímenes pasionales, hasta feminicidios o víctimas relacionadas al crimen organizado, evidenciando la nula presencia policiaca, la falta de estrategia y la ineficacia e inoperancia de los cuerpos policiales municipales y estatales.

               Igualmente quedó demostrado por los hechos en el mes de octubre, que el cambio de administración en el Ayuntamiento de la capital no traería soluciones mágicas y que todo lo dicho en campaña sobre la participación directa o indirecta del Sr. Gallardo como responsable de los hechos delincuenciales en nuestra capital sólo fueron acusaciones sin base ni fundamento y con mero afán propagandista para obtener votos de la ciudadanía cansada del azote de la inseguridad.

                 Desafortunadamente como ciudadanos hemos perdido la  capacidad de indignación y casi que nos estamos acostumbrando a enterarnos todos los días de la muerte por igual de jóvenes, mujeres, hombres o ancianos, sin que el Comandante Pineda acepte siquiera la situación real de los hechos y trate siempre de minimizar los altos índices delincuenciales en aumento cada día y se limite a hacer comparaciones ociosas con otras ciudades para justificar su torpeza, sus omisiones y tal vez hasta sus complicidades.

                Coincidentemente hoy es el día que el Gobernador del Estado Juan Manuel Carreras López comparezca ante el pleno del H. Congreso del Estado a petición de los Legisladores, precisamente por el tema de la inseguridad en nuestra entidad.  Y será una excelente oportunidad para que los Diputados, sin protagonismos personales, sin revanchismos políticos, ni insultos personales, hagan los cuestionamientos respectivos, con profunda seriedad, objetividad y buscando siempre el bienestar de los potosinos.

                Así mismo, la oportunidad se le presenta al propio Gobernador para responder puntualmente, sin evasivas ni tontas justificaciones y explique que está pasando, que se está haciendo o que se piensa hacer para combatir y disminuir esta ola delictiva de alta criminalidad. Y ojalá que así como hemos visto con horror muertes  con tortura, muertos incinerados o desmembrados, hoy la cabeza que podamos ver rodar sea la del Comandante Pineda cesándolo de su cargo, como muestra de la voluntad de este gobierno en querer intentar hacer algo por la seguridad de los potosinos.  No caben más excusas y justificaciones estúpidas; ya no hay plazo que valga ni tiempo que se permita, hoy el Gobernador hace algo para mostrar que habrá un giro de timón, da un verdadero golpe en la mesa o se verá desbordado por los ciudadanos que ya empiezan a mostrar  que están dispuestos a hacerse justicia por su propia mano.

                En verdad espero que hoy dicha comparecencia sea un acto republicano de altura, con conciencia y con responsabilidad tanto de los Diputados como del Gobernador del Estado. Hoy vamos a ver de qué están hechos y cuanto les importamos los potosinos.