Revanchismo político… Mientras diputado del Verde pide cambios en gabinete, le pegan en la casa editorial de Galeana

Por: Elde Negro

San Luis Potosí, SLP.- Es conocido ya por todos que el diputado del Partido Verde Ecologista Edgardo Hernández Contreras ha pedido la dimisión de algunos funcionarios Como el fiscal general del Estado Federico Garza Herrera y de Jaime Pineda Arteaga secretario de seguridad pública y a los cuales amenazó de iniciar un juicio político en su contra al no ver resultados en sus cargos.

Fueron varios los hechos por los cuales Hernández Contreras exigió inmediatos resultados, al llevarse a cabo las comparecencias de funcionarios estatales como parte de la glosa del tercer informe de gobierno de Juan Manuel Carreras López, donde directamente criticó a los funcionarios por la falta de estrategias eficaces para combatir la inseguridad que se vive en la entidad.

Fue hasta una sesión ordinaria, donde el diputado Eugenio Govea Arcos en un punto de acuerdo pidió que se llamara al titular del ejecutivo Juan Manuel Carreras López a comparecer ante los legisladores en materia de justicia; rápidamente la bancada del partido Revolucionario Institucional (PRI) y partido del gobernador intentaron evitar a toda costa que esto se aprobara, los encargados Martín Juárez Córdova, Beatriz Benavente y Héctor Mauricio Ramírez Konishi quienes al hacer uso de la palabra en dicha sesión argumentaron que esto estaba fuera de tiempo destacando las palabras de Beatríz Benavente presidenta de la comisión de seguridad en el Congreso del Estado.

Edgardo Hernández al hacer uso de la voz, utilizó algunos términos algo fuertes para mostrar su descontento con Benavente Rodríguez, indicando que era necesario que el gobernador del Estado explicará la inseguridad que se vive, además la presidenta Sonia Mendoza le exigió respeto, a lo cual Hernández Contreras indicó que era su derecho y que nadie lo iba callar pues eran los potosinos quienes lo exigían lo cual causó un exabrupto al sentirse atacadas las legisladoras.

Posteriormente se hizo un linchamiento político, catalogándolo de machista misógino y grosero, no se hicieron esperar los ataques por algunos medios de comunicación afines a gobierno del Estado, sobre todo la casa editorial de Galeana que no perdió el tiempo para defender a Benavente y sus intereses políticos.

Se logró la comparecencia de Juan Manuel Carreras, nuevamente Edgardo Hernández le pidió al gobernador la remoción del cargo del Fiscal Federico Garza Herrera y del secretario de seguridad Jaime Pineda Arteaga ya que argumentó no cuentan con el perfil necesario para el cargo y realizó un recuento de las muertes violentas que se han registrado en San Luis Potosí en los últimos meses: enero 55, febrero 70, marzo 90, abril 79, mayo 103, junio 75, julio 71, agosto 74, septiembre 66, además el recuento de octubre y noviembre.

A lo que el gobernador se mostró en una contundente negativa, indicando que era necesario un voto de confianza para ellos y el apoyo de los legisladores para eliminar la inseguridad en el estado.

Cabe destacar que durante la comparecencia se escucharon algunos gritos en favor de Hernández Contreras, para lo cual no se hizo esperar la nota del medio de Galeana para mencionar que el legislador del Verde Ecologista llevaba porra, para nuevamente denostar sus críticas hacia Juan Manuel Carreras y su “Show Político”.

No obstante, se puede dejar de lado el hecho de que al interior del Congreso del Estado y fuera del recinto era notable el enorme aparato de seguridad que blindó al gobernador tanto que hasta vestidos de civiles se confundieron entre la gente hasta una persona de la tercera edad fue sacada a empujones por una oficial de manera prepotente.

Para concluir y lo que no se mencionó en los medios afines a Gobierno del Estado fue que de manera vergonzosa, quien más porra tenía llevando a funcionarios de todo nivel; burócratas mismos que se burlaron pidiendo su torta y refresco; ex diputados como José Luis Romero Calzada que buscó en todo momento la provocación de los pocos antagónicos a Juan Manuel Carreras, fue el mismo gobernador, pues no faltaron las esposas de funcionarios o viejos dinosaurios de su partido que engalanaron el recinto con sus mejores vestidos y entaconadas para aplaudir las palabras de quien no hizo más que “capotear” como matador de toros los débiles, tibios y a modo cuestionamientos de algunos diputados; destacando solo algunas cuestiones como las de Sonia Mendoza quien lo hizo titubear, Rolando Hervert quien le dijo que eso no era más que un show político, el mismo Edgardo Hernández quien pidió la dimisión de los funcionarios de seguridad, y Pedro César Carrizales Becerra “El Mijis” quien abandonó la comparecencia en plena respuesta del gobernador ante sus cuestionamientos.

Ante esto usted tiene la última palabra, diputados que realizan su trabajo cuestionando la seguridad para el Estado o una casa editorial que busca defender sus intereses cuidando a los legisladores que protejan al encargado de brindar seguridad y no lo ha hecho.