Regidora capitalino interpuso denuncia en la CEDH contra Nava y compañía por violencia política de género

San Luis Potosí, SLP.- La regidora del PRD en la Capital Ana Rosa Pineda Guel, interpuso una denuncia por la violencia de género que sufrió en una Sesión de Cabildo, por parte del Secretario General Sebastián Pérez García, el tesorero Rodrigo Portilla Díaz y del alcalde Xavier Nava Palacios, en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Enfatizó que todo se deriva de que Pérez García le quitó el uso de la palabra en la Sesión con la campana de Cabildo, pese a contar con una participación de hasta cinco minutos y ejemplificó que cuando su compañero el regidor Jaime Waldo Luna tomó la palabra le permitieron participar sin intervenirlo, “inclusive el Secretario General me quitó la palabra, cuando yo hablé me quitaba la palabra con la campana, pero cuando el regidor Waldo habló, a él no le quitó la palabra”.

Sobre las agresiones que ha sufrido por parte de Nava Palacios, indicó que ha menospreciado su labor al echarle en cara que no cuenta con una carrera profesional e inclusive ofrecerle el pegarle la carrera.

“Siempre he velado por el bien de la ciudadanía, pareciera que a los hombres del Cabildo les molesta que las mujeres hagamos mejor trabajo”.

Además, agregó que parece que les molesta que se sepa la verdad en diferentes temas, pues consideró que han mentido como en el caso de nepotismos de los primos Portilla, por lo que tras ese tipo de acciones consideró que la agresión política de género ha sido específicamente en contra de ella, pues es la oposición de la actual administración.

A la regidora también se le cuestionó sobre el hecho donde Nava Palacios minimizó el tema de la violencia política de género que sufrió, a los que respondió, “no tenía que minimizar la situación, en la sesión última rompí el silencio como el lo ha dicho, inclusive hubo un acercamiento conmigo al decirme que tenía familia tú tienes que ver por tu familia, pero le aclaré que no estaba ni casada ni tenía hijos, por lo que vi como un ataque, pues se metió en cosas mías”