Necesario que prevalezca trabajo del diseñador, no solo de manera estética: Mariana González de la Rosa

San Luis Potosí, SLP.- Para la coordinadora de la Licenciatura en Diseño Industrial de la Universidad Iberoamericana Puebla, Mariana González de la Rosa, los territorios son importantes para saber cómo influyen en la construcción del diseño industrial, “entendemos que el territorio lo construye la sociedad, los artesanos, las empresas, los sectores público y privado, por ello, nos reunimos en este Congreso para entender diferentes perspectivas de ponentes que ofrecieron sus opciones”.

La participante del 4° Congreso Internacional DI Integra, Territorios del Diseño, manifestó como necesario prevalecer el trabajo del diseñador, no solo de una representación estética del objeto que es por donde se les ve, “en estos encuentros cada vez se ha consolidado el pensamiento que el diseño industrial puede cambiar o mejorar la calidad de vida de las personas que están viviendo un contexto”.

Y puntualizó que en la actualidad hablar de territorios significa discutir cómo tener injerencia en el territorio que nos corresponde vivir, a partir de esto, cada vez hay más estudiantes de escuelas de diseño, “consideramos que tenemos la responsabilidad de que este mundo se vuelva más consciente a través de la profesión”.

Lamentó que todavía exista un sector que solo considere realizan cosas bonitas, “lo cual no es cierto, hay un proceso y un trabajo detrás de toda conceptualización o propuesta de diseño, que no se ve. Casi siempre lo que se ve del diseño es la cuestión física”.

González de la Rosa, manifestó que en el presente se habla de un diseño basado en necesidades reales que resuelve problemas reales para personas reales, “este proceso de acercamiento es una cuestión compleja, afortunadamente somos una profesión noble y hay un amplio sector que está empezando a tomar en cuenta el diseño como factor de cambio para el desarrollo económico o gestión de políticas públicas”.

La catedrática de la Ibero Puebla, invitó a los jóvenes y profesionales del diseño a continuar participando en estos encuentros, motivándolos a salir de las aulas, “el diseño se construye en la vida, en la calle, día a día hay algo por resolver, una necesidad o una oportunidad por detectar”.

Añadió: “El nuevo perfil de diseñadores está orientado a un sentido antropólogo, investigador, desde mi punto de vista. necesitamos gente empática y simpática de las necesidades humanas, personas conscientes, responsable, con ética y propuestas creativas”.