“PODER CIUDADANO”… “DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER”

Por: Arturo Ramos Medellín

arlequin2020@hotmail.com

       El pasado día 8 de Marzo se conmemoró en todo el mundo (eso quiero pensar), el “Día Internacional de la Mujer” y con toda intención deje pasar los días para intentar hacer una reflexión diferente de las que en ese día se pronunciaron en todos los medios de comunicación y sobre todo a través de las redes sociales, muchas contrastantes y hasta contradictorias, discursos y manifestaciones de todo tipo, si felicitabas a algunas mujeres se molestaban y te reclamaban que no había nada que celebrar y que era una conmemoración, otras su reclamo era por la indiferencia mostrada y no haberlas felicitado en su día, unas querían flores y regalos y otras portaban moños negros o pañoletas de diferentes colores representando diferentes motivos de lucha por la búsqueda de algún derecho todavía no otorgado.

              Quedó claro que la fecha del 8 de marzo se eligió si para conmemorar una tragedia del siglo XIX en la que fallecieron muchas mujeres en el incendio de una fábrica de textiles en Nueva York que evidenció las pésimas condiciones laborales de cientos de costureras prácticamente esclavizadas y causó consternación en todo el mundo. Este lamentable suceso vino a acrecentar los reclamos de las mujeres por mejorar sus condiciones laborales, condiciones de vida y derechos civiles.  A partir de entonces cada año se trata de cerrar esa brecha entre géneros y que según el Foro Económico Mundial aún es de más de cien años.

                  Sin embargo y reconociendo que esa fecha y otras tendrían que conmemorarse y recordarse con mucho respeto e indignación, también estoy convencido que tanto duelo las revictimisa y las vulnera. Tenemos que reconocer también sus logros y su valía por lo que son y lo que significan en la humanidad, nada más y nada menos que las mujeres son la mejor mitad del mundo, hoy en día lideran y conducen el destino de muchos países, gobiernan muchas ciudades, son sustento económico en el mundo y en muchos hogares. Han sido musas inspiradoras de grandes pintores, escultores, poetas, músicos y compositores. Y ellas mismas han sobresalido muy destacadamente en la ciencia, la política, las artes y los deportes y prácticamente en cualquier oficio, profesión o actividad humana.

                 Que no me digan  que en su “día” no las felicitemos cuando tenemos mucho que agradecerles, tuve madre, esposa, tengo hijas, hermana, nuera, nietas, amigas, colegas, compañeras de ideales y luchas cívicas y sólo he recibido cosas buenas de ellas, yo si les celebró y las felicito y manifiesto mi agradecimiento, mi reconocimiento y mi admiración no sólo a quienes mencioné, sino a todas las mujeres de bien que han estado ahí a través de la historia en los momentos importantes.

                 Que todavía falta mucho por hacer para lograr el cabal respeto a las mujeres y sus condiciones de vida, lo reconozco y siempre he luchado por eso, sin embargo, alerto sobre los riesgos de la existencia de falsas lideresas que confundidas por sentimientos reprimidos y ávidas de nuevos derechos y conquistas hacen peticiones equivocadas y pareciera que quisieran iniciar una guerra de mujeres contra hombres, cuando la lucha debe ser de buenos contra malos. Luchemos todos por la equidad y no por la igualdad, que para ser iguales a ELLAS a los hombres todavía nos falta mucho. Felicidades Mujeres en su día y muchas gracias.