En nuestra #Bioserie titulada ‘Benaventeando’ con Beatriz Benavente, hoy les presentamos… ‘Se debe hacer campaña para el uso del #911’, primero que haga que sirva

San Luis Potosí, SLP.- La diputada Beatriz Benavente Rodríguez presentó una iniciativa de reforma al artículo 49 de la Ley del Sistema de Seguridad Pública del Estado de San Luis Potosí, para concientizar a la población sobre el uso responsable de los servicios de emergencia y las leyes aplicables a su mal uso, ante el incremento de llamadas falsas.

Según estadísticas del propio servicio de llamadas de emergencia 911 del estado, de las más de dos mil 200 llamadas que se reciben diariamente, cerca de 400 solicitudes de auxilio son reales, lo que arroja porcentajes alarmantes como el hecho de que el 18 por ciento de las llamadas son emergencias reales, mientras que el 82 por ciento son falsas.

La presidenta de la Comisión de Seguridad Pública dijo que las afectaciones de esta conducta son  amplias, por eso se incluye en el Código Penal del Estado desde el año 2017 que comete delito quien realice o consienta que desde un teléfono fijo o celular, de su propiedad, o que se encuentre bajo su control, que se efectúen llamadas de auxilio a los servicios de emergencias como Cruz Roja, Bomberos, Protección Civil, Seguridad Pública, entre otros, sin que exista acontecimiento que lo justifique.

Este delito se castigará con una pena de prisión de seis meses a tres años de prisión, y sanción pecuniaria de sesenta a trescientos días del valor de la unidad de medida y actualización vigente en el momento de la comisión del delito.

“Partiendo de su inclusión en el Código Penal, es necesario reconocer la gravedad de estos actos, ya que compromete recursos y servicios públicos que pueden ser usados por ejemplo, para salvar la vida de una persona en una emergencia real; por lo que las llamadas injustificadas pueden tener consecuencias de gran alcance”, apuntó.

La legisladora Beatriz Benavente dijo que “se necesitan emprender acciones para reducir la comisión de este delito, sin embargo, no se considera que la mejor ruta de acción sea aumentar las penas, sino fomentar las medidas de prevención y concientización. Debemos considerar que las llamadas falsas a los servicios de emergencia, a diferencia de otras conductas delictivas como los robos, no ofrecen una recompensa material a quienes la cometen; sino que desde un punto de vista general, podrían ser manifestaciones similares al vandalismo contra los bienes públicos”.

Dijo que “antes que considerar un aumento de penas frente al fenómeno, se debe tener en cuenta la concientización sobre la importancia del servicio de seguridad, la gravedad de las llamadas falsas, y su naturaleza delictiva, al igual que las penas aplicables. Con esos motivos, se propone establecer una nueva atribución a los organismos de coordinación en materia de seguridad pública, para concientizar a la población sobre el uso responsable de los servicios de emergencia y las leyes aplicables a su mal uso”.

Dicha atribución se podría ejercer de distintas maneras específicas, como por medio de campañas informativas o de difusión. La nueva atribución se encontraría en armonía y estaría posibilitada con otras de los organismos de coordinación, por ejemplo en materia de ejercicio de recursos y de prevención en la comunidad”.