Ay San Luis… en qué manos fuiste a parar… Dedicatoria especial a Xavi Nada… digo Nava

Por: Everardo González Castanedo

Generalmente a lo largo de nuestros días, algunos desde que nos levantamos, nos ponemos quejumbrosos por mil y un razones. Que si el café estaba frío, que si estaba muy caliente, que si hace sol, que si hace frío, que si el perro del vecino ya fue de nuevo a dejarnos regalitos a las puertas de nuestra casa. En fin, motivos sobran para ponerse flamenco con el mundo.

Peor hay de quejas a quejas, eso sí que ni qué. Fíjese, en lo personal ando más que indignado porque no fui digno de ser invitado a la bacanal de la Cuarta Transformación por el cumpleaños de un jovencillo ensimismado llamado Gabino Morales, que viene siendo algo así como el gobernador de a “deveras” de San Luis Potosí, digo, porque de todos es bien sabido que desde Palacio le hacen caravanas todos los desfuncionarios habidos y por haber.

Resulta que el super delegado obradorista cumplió años (la verdad nos importa un comino cuántos), por lo que para pronto, desde Palacio de Gobierno, así como no queriendo, le organizaron un super reventón en el norte de la ciudad, donde cada uno de los importantísimos señores de la política pública de nuestro estado, se apresuraron a dejar sus importantísimas obligaciones y trabajos para ponerse bien guapotes y acudir a tan importante evento para que el super delegado, quien para variar se viste de manta, pero ahora a medida de sus redondeces, para aparentar que sigue siendo humilde como su jefe, los viera y se le llenara el pecho de orgullo al ver a todos los funcionarios bien acomodaditos para su placer (mental).

La cosa es que ahora aparte de tener que pagar de nuestros impuestos los lujos que aún continúan siendo placer de los funcionarios carreristas, tenemos que despacharnos en la cara la falsa Cuarta Transformación en manos de sujetos que ni pichan ni cachan ni dejan batear (para malestar de los carreristas).

Para que sepa, en el lugar corrió de todo, según informaron algunos de los presentes, total, la seguridad estaba garantizada teniendo ahí a los inútiles encargados del tema en el estado, dícese los federaletes Pineda y su almorrana (por la cara que tiene) Alanís; además, un gris y turbio ‘Caco’ Leal que tiene que acudir a soplarse a Gabino, a quien detesta, un ‘Chico Selfie’ Almazán Cué que es feliz en cualquier mole, eso sí, ahora teniendo que aguantar a los morenos (de partido y de piel, porque muchos de sus allegados aseguran que es bien elitista). Por ahí también andaban diputados y demás fauna nociva.

No podía faltar nuestro flamante, dientudo y cara de caricatura alcalde Xavi Navi, alias Xavier Nada, digo, Nava… De este torvo y ambicioso sujeto, de plano ya no hay nada que hacer para evitar su depredación por los bienes de San Luis. Por ello si usted era de esos románticos que les gustaba ir a pasear a Morales para acordarse de su loca juventud, o de plano aún acudía a pasear con la familia o las mascotas, váyase olvidando de ello, porque nuestro flamante alcalde pretende, lejos de salvar uno de los importantes pulmones de la ciudad, convertirlo en una especie de estacionamiento-centro comercial.

El proyecto, confirmado por el propio Nada, digo Nava, ni pies ni cabeza tiene, es decir, será para variar, una obra hecha a lo menso y de mero relumbrón, afectando el ya de por sí jodido medio ambiente.

En otras cuestiones municipales, parece ser que la administración cuatista, Nadista, digo, municipal disque panista, ya no sabe ni para donde correr con tanta decisión inútil. Las calles siguen siendo ya no una vergüenza, sino un peligro. La seguridad que tanto cacareó en campaña el tal Nada, digo Nava, va de mal en peor con una policía municipal atada de manos por sus jefes.

En el Interapas, para qué le cuento, ahora resulta que van a cobrarle a los morosos con despachos externos (al parecer de Monterrey) famosos por sus groseras e ilegales formas de realizar cobranzas. Ojalá, de perdido, no caigan en lo que sabemos que van a caer, cobrarle a los de a pie, mientras los grandes fraccionadores y clubes, viven a gusto con agua gratis, total, es lo que sobra en nuestro desértico lugar… Aquí aprovecho para mandarle un saludo al demandante (se siente intocable y de todo demanda) a don Camerino López (dueño de media Ciudad Sanluisuche), digo al ‘Chatito’ López, (dueño de casi media Capital) a quien por cierto reto públicamente a qué muestre que paga agua y uso de drenaje, digo para que así me calle la bocota.

Y entre otros negocios, Xavi Navi y sus secuases, es decir, su ex jefe de escoltas ahora flamante director de la Policía Vial y su jefe policiaco, el enorme pero inútil Arcadia, andan haciendo negocio de lo lindo con los retenes antialcohol. Ojo, los retenes y cualquier medida que impida que haya muertes y accidentes por la mezcla de alcohol y volante, son bienvenidos.

Pero, que no sea sólo para un negocio redondito entre las autoridades municipales y en este caso, los gruyeros. Mire usted, resulta que a usted lo detienen por irresponsablemente andar bebiendo y manejando, pero aparte de la mega multa que le atoran, también tiene que pagar la grúa y pensión. Hasta ahí todo bien ¿pero quién o en base a qué decide con cual de las muchas empresas de grúas que hay en San Luis, se van a llevar su auto?… mientras tanto usted se jode, le paga a quien Xavi Nada, digo Xavi Nava diga y sin respingar… (esos son producto de gallina)

Créame, son negocios millonarios los que se avientan entre gruyeros y autoridades. Ya le contaremos quién con quién y de a cómo les toca a cada uno… Lo tenemos documentado… pero en fin como que ahí a Xavi Nada, digo a Xavi Nava como que no le conviene Romper el Silencio.

En el negocio de enfrente, es decir, en Palacio de Gobierno, las cosas van… bueno, creo que más debajo de lo peor ya no habría que estar, pero lo estamos.

La seguridad, una chulada en nuestro Estado, más, en la zona Centro del mismo, donde el torvo y engreído pseudo jefe de la Policía Estatal, Raúl ‘Cara de Almorrana’ Alanís Beltrán, sigue sumiendo a la capital potosina y su zona metropolitana en la inmundicia de la delincuencia. Total, a él mientras lo inviten a fiestas, lo dejen vestirse como sofá, le sobren secretarias “buena onda” y lo dejen gritonerle a los policías a quienes considera seres inferiores en todo sentido, a él, le vale un pito la seguridad. Total, los regaños se los traga su padrino Jaime ‘Oaxaquita’ Pineda, quien lo mantiene en el puesto quién sabe por qué.

Ya para no aburrirlo con la tristeza de saber en qué manos está San Luis, por ahí hay un señor que dice que es gobernador. Lo dejamos al final porque es tan útil como una sombrilla en pleno huracán. Pero bueno, al menos sale en muchas fotos.

Por último, le recuerdo que no tomo, no me drogo, no fumo, no como carne, no veo caricaturas, no me junto con ex diputados ni con actuales. Tampoco tengo nexos con ningún grupo criminal, ni con funcionarios de gobierno, que es casi lo mismo pero más barato.

Si no me ha leído, es porque andaba de vacaciones y porque sigo en riesgo, pero ya se terminó el retiro espiritual en el que andaba, así que nos leemos pronto.

Con gusto respondo:

@Srdeportes

Amparamos la publicación en el Artículo Sexto Construccional.