Derecho de autor no es una barrera para la difusión de la cultura: experto

San Luis Potosí, SLP.- Así como hay que promover la protección y respeto de los derechos de la Propiedad Intelectual, también hay que difundir que este derecho no es una barrera para la difusión de la cultura y la educación, sostuvo el doctor Oscar Javier Solorio Pérez docente de la Universidad de Colima quien acudió a la Facultad de Derecho de la UASLP abogado Ponciano Arriaga Leija, a otorgar una charla sobre derecho de la Propiedad Intelectual como parte de las actividades del Foro Derechos Digitales y Tecnologías que se otorga en la entidad.

En rueda de prensa previa a su conferencia, con medios de comunicación local, el doctor Solorio Pérez quien es autor de más de 10 libros relacionados con el derecho de autor, apuntó que desde el siglo XIX que se creó el Convenio de Berna para la protección de obras literarias y artísticas, se ha desechado la idea de que toda forma de copia es ilegal, pues el derecho de autor explica de manera específica que con el cumplimiento de ciertos requisitos se puede realizar copia de materiales en pro de la educación y la cultura.

El especialista aseguro que aunque este señalamiento puede ser considerado como una herejía, no lo es, pues se promueve en países desarrollados, y debería hacerse en países en vías de desarrollo como México.

Reiteró que el derecho de autor no ha estado diseñado para impedir cualquier forma de copia, pues en su manera de operar se contemplan excepciones y limitaciones del derecho de autor, lo que implica que no se paguen regalías y se pueda citar a autores por parte de cualquier persona y sin pedir permiso cumpliendo algunas reglas.

El doctor Oscar Javier Solorio explicó que esto no es una carta blanca para cualquier persona, pues dentro de estas excepciones hay varios escenarios en la ley mexicana como son: las citas de textos, uso para fines noticiosos con ciertas reglas, copias privadas, copias de respaldo, lo cual implica varios escenarios ya que la ley mexicana data de 1996 y entró en vigor en 1997 y provienen de la piedra angular que es el convenio de Berna que proviene del siglo pasado.

Por ello aunque hay que respetar al autor y a la obra, el propio derecho de autor contempla un balance, para que se pueda difundir el contenido en pro de la educación y de la cultura, lo que implica un control, y aunque a algunos autores no les guste compartir o que no les guste que no les pidan permiso, el derecho de autor contempla esto en diversos escenarios pues es un regulador de contenidos.

Finalmente el docente universitario agradeció a la UASLP y a la Facultad de Derecho la invitación a participar del Foro de Derechos Digitales, del que dijo hay mucha expectativa para los estudiantes de Derecho pues es un área que requiere del interés de estos profesionales en formación.