Guterres llama a reducir la tensión en el Golfo Pérsico tras el asesinato de un general iraní por Estados Unidos

Suiza.- En un comunicado de su portavoz, António Guterres recordó que ha abogado constantemente por la reducción de las tensiones y afirmó que “el actual es un momento en el que los líderes deben ejercer la máxima moderación”.

El general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de Irán fue abatido en las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad en un bombardeo aéreo ordenado por el presidente estadounidense Donald Trump, según informó el Departamento de Defensa del país norteamericano.

Los despachos de prensa indican que en el mismo bombardeo fue muerto el líder de la milicia iraquí, Abu Mahdi al-Muhandis. Su grupo Kataib Hezbollah fue inculpado por Estados Unidos del ataque con un cohete que mató a un civil estadunidense proveedor de servicios en Iraq hace una semana. Al-Muhandis comandaba en Iraq a un grupo de milicias afiliadas a Irán.

De acuerdo con la prensa, el líder de Irán, el ayattollah Ali Khamenei, pugnó por tres días de luto público y advirtió represalias por el bombardeo estadounidense.

“El mundo no puede darse el lujo de otra guerra en el Golfo”, puntualizó el Secretario General de la ONU.

Durante su encuentro diario con la prensa en la sede de la Organización en Nueva York, el portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq, informó que Guterres habló por teléfono esta mañana sobre lo ocurrido con la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, pero no dio detalles de la conversación.

Haq indicó también que la Misión de Asistencia de la ONU en Iraq (UNAMI), continuará trabajando en pro de la estabilidad en el país y mantendrá sus operaciones en el terreno. Agregó que no hay ningún cambio en cuanto al despliegue del personal de la ONU.