domingo, 17 de octubre de 2021

¡Se buscan! El pueblo les paga más de 100 mil pesos y nadie los ha visto

  • abril 2, 2020

San Luis Potosí, SLP.- Tras dos semanas de desaparición total y absoluta en la que ya tenían alarmados a todos, incluso, hubo quien propuso la activación de la alerta amber para encontrarlos, porque nadie, absolutamente nadie, sabía nada de ellos, por fin los diputados reaparecieron. Y no físicamente, sino que dieron señales de vida.

Cobraron, bien puntuales, su quincenota, sumando así, con el cobro pasado, más de 100 mil pesos mensuales con cargo al bolsillo de todos los potosinos.

A excepción del cobro puntual de la quincena, de los 27 nada se sabe. Se hicieron ojo de hormiga.

Están recluidos en sus albercas, en sus ranchos, en sus casonas con aire acondicionado, con sirvientas a las que no dieron los días libres.

Excepto los de MORENA, ellos apenas andan fincando las casitas…

En la última sesión ordinaria del Congreso del Estado, además de fatalista y apocalíptico, Eugenio Govea llamó a los diputados para acudir al centro de batalla, es decir, los hospitales, llevar agua a la población, gel antibacterial, comida, pero fueron sólo palabrerías, terminando la sesión corrió directito a Zacatecas, de donde no ha vuelto, ni piensa hacerlo.

Los asesores VIP de los 27 buscan y rebuscan cómo desquitar la jugosa quincena que también cobraron a costa del pueblo. Ya organizan concursos de macramé, ya otros organizan concursos de maquetas, ya otros ponen frases motivadoras en las redes sociales de sus jefes, otros más llaman al trabajo de todos los políticos, olvidando que sus jefes son esos políticos que están echados en la alberca.

Los 27 llevan vida de bebés. Comer, duermen y van al baño. Ya pasan de la recámara a la sala, a la cocina, a la alberca, al jardín, a la cochera, a la sala de juegos, a las recámaras de los hijos. Caída la tarde salen a caminar en sus lujosos fraccionamientos, después vuelven a la cama caída la noche para ver las novedades de Netflix, de Amazone, bueno, hasta de Blim, lo que sea para combatir el tedio.

El Mijis, desesperado ante la falta de reflectores, decidió inventarse que tenía coronavirus y publicarlo en el periódico que creó para darse a notar. La jugada le salió tan mal que tuvo que salir, él mismo, a desmentir su propia nota.

Mientras los 27 llevan vida de reyes y reinas. El pueblo sufre las de Caín. En la zona industrial han rebajado el salario de los trabajadores hasta en un 50%. A muchos los han descansado, a muchos más los han despedido. los comerciantes no tienen ventas y no tienen dinero para llevar a sus mesas.

Cientos de miles de potosinos se quiebran la cabeza para buscar una solución y tener dinero para las próximas cuatro semanas que durará la suspensión de actividades no esenciales.

Cientos de potosinos no tienen dinero, no tienen trabajo, no tienen agua potable en sus hogares y tampoco tienen apoyo de sus representantes, a esos que, buen puntuales, verán en las campañas electorales del 2021 prometiendo que ahora sí van a trabajar por ellos y para ellos.

El pueblo comienza a vislumbrar la crisis que se viene, pero nada importa, los 27 y sus asesores VIP tienen segura esta quincena, y la que viene, y la que sigue, y la siguiente, y las del otro mes y las del siguiente mes y así hasta el finiquito de septiembre del 2021.


© Copyright 2021