Rateros y abusivos… 13 policías montan aparatoso operativo por una «michelada»

Como no hubo «moche», detuvieron a conductor, su novia y un menor.

San Luis Potosí, S.L.P.- Otro abuso de autoridad más, cometieron agentes de la Policía Municipal de la Capital potosina, en comtra de una pareja y un menor de edad, a quienes pretendían detener y poner a disposición del Fiscal, por llevar una michelada dentro del vehículo y sin que el conductor hubiera ingerido alcohol.

De acuerdo a la información vertida por el padre del joven conductor de la unidad, los hechos ocurrieron el viernes 31 de Julio, a la altura de la calle Xicoténcatl, en la zona Centro de la Ciudad.

Señaló que dos agentes de Tránsito detuvieron a su hijo sin una justificación, le pidieron su licencia de conducir y al exigirle al oficial la razón para detenerlo, uno de ellos expuso que una mujer que iba en el interior, llevaba una michelada (cerveza) y que estaba en la parte de atrás del vehículo.

Después de apelar al Reglamento de Tránsito, expuso que iba sobrio y que si bien había una bebida alcohólica en la unidad, él conducía sin beber alcohol, pues además le indicó al oficial que no podía tomar porque estaba bajo tratamiento médico e incluso le mostró la receta hasta el medicamento.

El agente dijo que aún así no aplicaba y que se tenían que llevar la unidad, y que también sería detenida la dama y un menor de edad que viajaba con ellos.

Al preguntarle por qué procedía así, refiere, cínicamente los agentes se reían y les decían que serían detenidos y que tendrían que pagar la multa.

Al no haber cometido ningún delito o infracción y temiendo ser objeto de un mayor abuso policial, el conductor decidió retirarse del lugar en su unidad, pues el menor de edad (su hermano) comenzó a sentirse mal y como tiene au domicilio a unas cuadras de donde fue interceptado, prefirió llevarlo con su familia para que lo atendieran.

Tras su retiro del lugar, llegó a su casa, pero fueron perseguidos por los dos motopatrulleros e incluso uno de ellos embistió su patrulla contra el vehículo.

Minutos después arribaron afuera de su casa 6 policías en motocicleta, así como 3 patrullas de la Policía Municipal con varios agentes a bordo y una grúa, con la que se llevaron su vehículo en medio de burlas y risas.

«Me da rabia e impotencia saber en qué se van los impuestos de mi pago de placas, tenencias, licencias. Vecinos han denunciado robos en esta zona Y JAMAS envían ayuda, pero para su impunidad persiste. Mandan a toda la fuerza disponible. Es deprimente la situación de San Luis Potosí», dice finalmente el afectado.

Cabe señalar que el padre del joven presentará este lunes una denuncia ante la Fiscalía, por abuso de autoridad y los que resulten de las averiguaciones.