“El poder desgasta, pero más desgasta no tenerlo”

Por: Ángel Castillo Torres

Los partidos políticos en San Luis Potosí han empezado a tomar decisiones que les permitirán ganar las elecciones del próximo año. En sus agendas de trabajo tienen en este momento dos prioridades: seleccionar a su candidato o candidata a la gubernatura y acordar alianzas interpartidistas.

A cara limpia. Las primeras definiciones.

Luego de meses de especulaciones en las que se le manejó como uno de los más probables candidatos a la gubernatura por parte de Morena, Gabino Morales Mendoza hizo pública su determinación de no postularse.

Pero esta definición política del joven funcionario no debe interpretarse como una renuncia para dejar de influir en las decisiones de su partido. Por el contrario. Va a seguir metiendo las manos. Así quedó de manifiesto cuando el pasado sábado 31 de octubre procedió a destapar al notario Leonel Serrato como precandidato a la gubernatura. No se sabe si contó con la anuencia del presidente de la república pero el lance fue una jugada audaz. Gabino no es tan ingenuo o temerario para desafiar al presidente López Obrador con esta iniciativa de destape. Es probable que por su trayectoria y conocimiento de los entretelones de la política local, Leonel Serrato cuente con la simpatía de AMLO para buscar la nominación y que Gabino solo este cumpliendo órdenes del presidente. Leonel es un Zoon Politikon brillante y valiente, con muchas cualidades que en campaña lo pueden convertir en un candidato muy competitivo.

Ahora los que deben estar preocupados son los otros aspirantes, Juan Ramiro Robledo, Ricardo del Sol, Primo Dothe y Toño Lorca.

En el PRI ya cuentan con su carta de navegación.

En el Partido Revolucionario Institucional ya hay una ruta crítica que orienta su actuación. Todo apunta a que su convocatoria será publicada en los próximos días. Hay la posibilidad de que haya un candidato o candidata de unidad. También es probable que el PRI firme una coalición o alianza   con uno o varios partidos en la que se acuerde postular a un candidato muy competitivo, no necesariamente priista. Y aunque algunos militantes se molestarían por una decisión como ésta deben recordar las sabias palabras del célebre Giulio Andreotti, siete veces primer ministro de Italia cuando afirmaba con conocimiento de causa que el “poder desgasta, pero más desgasta no tenerlo”; por lo además la disciplina de los priistas es proverbial.

¡Todos para uno y uno para todos!

Movimiento Ciudadano, Conciencia Popular y Nueva Alianza podrían aliarse.

Cansado de ser comparsa el partido Movimiento Ciudadano está convencido de que  “más vale ser cabeza de ratón que cola de león”. Así que muy ufano ha dado a conocer que por esta ocasión no hará alianza ni coalición con los partidos grandes. Eugenio Govea, coordinador estatal de este partido ha declarado en días recientes que: “Por instrucciones de la dirigencia nacional, no vamos a ir en alianza con ningún partido político nacional: ni con el PAN, ni con el PRI, ni con el PRD… ¡mucho menos con Morena! Sin embargo esta posición aún no es definitiva. Hay negociaciones con el PAN que podrían prosperar.

Por su parte Oscar Vera Fabregat, el operador y estratega del partido Conciencia Popular se deleita en sus cálculos. Afirma que el partido político que vaya en alianza con Movimiento Ciudadano, Conciencia Popular y Nueva Alianza ganará la gubernatura del estado. Vera Fabregat estima que estos tres partidos  pueden ofrecer unos 150 mil votos. Se ve que está dispuesto a negociar, nada más que espera poder vender caro su amor.

El Partido Verde ya tiene precandidato.

En el partido del tucán ya tienen precandidato. El diputado Ricardo Gallardo Cardona se registró el pasado 2 de noviembre y anunció que partir del día 10 de este mes comenzará un recorrido por todo el estado para conocer las demandas y necesidades de los potosinos.  El joven diputado anda muy echado pa´delante y confía en que logrará convencer a los electores de que ha llegado el momento de jubilar a la clase política que desde hace 90 años ha gobernado nuestro estado. Confía en que a pesar de algunas expresiones de rechazo al interior de Morena, al final, este partido acabará invitándolo a que sea su candidato a la gubernatura. Ha trascendido que el nuevo dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, promueve negociaciones que abran esta posibilidad. No hay que subestimar al diputado Gallardo que ha logrado sumar importantes apoyos en todo el estado.

En el PAN ya inició la cuenta regresiva.

El Partido Acción Nacional  ya publicó su convocatoria el pasado 5 de noviembre y seis de los siete aspirantes a la gubernatura mantienen vivas (hasta ahora) sus aspiraciones; Alejandro “Boris” Lozano no quiso seguir adelante, desertó. Sonia Mendoza, Marco Antonio Gama y Xavier Nava ya se han registrado y el resto tienen hasta el día 11 de noviembre para hacerlo.  La selección del precandidato (a) a la Gubernatura será mediante el método de votación por militantes. La contienda interna inicia el 15 de noviembre y termina el 8 de enero del 2021. La elección tendrá lugar el domingo 10 de enero. Sólo podrán votar los que aparezcan en el Registro Nacional de Militantes (6,873 en total).

Adicionalmente el PAN está decidido a encabezar un Frente Amplio de Partidos para ir a las elecciones de 2021. Consideran los estrategas del PAN que de esta forma pueden derrotar a Morena que es considerado el enemigo a vencer. Juan Francisco Aguilar Hernández, presidente del PAN en el estado ha iniciado negociaciones con el PRD, Movimiento Ciudadano, Partido Conciencia Popular y Nueva Alianza para postular a un candidato o candidata común a la gubernatura. Asimismo ha dejado abierta la posibilidad incluir a otros partidos como el PRI.

El PAN se ve fuerte y está actuando con inteligencia.

Como puede observarse, el proceso electoral 2020-2021 ya empieza a levantar el vuelo.