Perdedora la coalición ente PAN y PRI, por acuerdos a espaldas de su militancia

Por: Elde Negro

Esta semana que termina ha causado sorpresa y desaliento para militantes priistas y panistas que el empresario Luis Mahbub ande presumiendo abiertamente que ya tiene pactado con el líder nacional del PAN la candidatura a la capital potosina por la coalición, lo que deja al descubierto que el proceso interno y la consulta a la militancia es mera pantomima.

Así panistas de todo el estado ha declarado abiertamente que de ser designado un Octavio Pedroza y el empresario priistas, se estaría entregando en charola de plata la elección a MORENA con quien designe. Pues de acuerdo a l experiencia pasada los priistas lamentaron que se haya designado a Luis A. Mahbub, pues los resultados de su campaña fueron los peores en la historia del PRI en la contienda por el Senado de la República.

Hay versiones que la otra carta del PRI podría ser Galindo Ceballos a quien quieren consolar con una diputación federal, pero Enrique está convencido o se enterca que él podría hacer mejor papel que su colega.

Poco a poco se van descubriendo los amarres por debajo de la mesa de los líderes del PAN que desde hace 3 años convirtieron su partido en un club de tobi, pues reparten las candidaturas a sus compadres, familiares y amigos, de ahí que cada año en lugar de sumar militantes disminuyen.

Lo cierto es que muchos panistas están hartos de las simulaciones y de confirmar esta este amarre a sus espalda seguramente habrá desbanda que podrían aprovechar otros partidos o candidatos ciudadanos.

Decía la abuela: “No hay peor ciego que aquel que no quiere ver” Marko Cortes no aprendió, no le entiende, a pesar de los fracasos recientes en Hidalgo y Coahuila, donde el PAN perdió en ambas entidades pues no únicamente vio descender el número de votos, sino su influencia en el congreso de Coahuila y la configuración de municipios en Hidalgo.

Y sabe quien fue el delegado electoral en Hidalgo, sí acertó Xavier Azuara. Las cosas se complican para el PRI y el PAN, pues mientras sigan sin oír a su militancia, les espera otro gran fracaso.