Mónica, la priista que será candidata de Morena

Por: Ángel Castillo Torres.

A unos días de celebrarse el día de San Valentín, los potosinos seremos testigos de una historia de amor que sorprende por el perfil de los enamorados. El PRI y MORENA han dado su bendición para que se consume un amor imposible: ¡Qué PRIMOR”!. Emociona hasta las lágrimas ver como

la doctora Mónica Rangel, quien hasta el mes de noviembre del año pasado era una destacada militante del PRI está a punto de convertirse en candidata de Morena a la gubernatura. Esta insólita noticia llena de júbilo y orgullo a dirigentes y militantes de Morena en San Luis Potosí. Ha trascendido que el resultado de la encuesta de preferencias ya está en manos de Mario Delgado Carrillo, dirigente nacional de Morena y en ella se muestra que Mónica Rangel es la mejor posicionada. No tiene rival. Avasalló a las otras competidoras que ya se aprestan a sumarse a su precandidatura para dar una muestra de madurez política y no poner en riesgo la unidad interna. Militantes y simpatizantes de Morena están repletos de gozo, alaban a la doctora y están exigiendo que ya sea declarada candidata oficial. Y aunque todavía hay algunos rejegos que cuestionan sus antecedentes priistas y se ruborizan por los rumores de presuntos actos de corrupción cuando se desempeñó como secretaria de salud en el gobierno del estado, los directivos de Morena ya han toma la decisión de postularla. Incluso Mario Delgado Carrillo está dispuesto a mostrar la metodología de la encuesta que se aplicó para aclarar cualquier duda. Trae además en su portafolio una grabación de la entrevista que le realizó a Mónica Rangel en la que entre otras cosas se puede escuchar a la doctora contestar con seguridad y sapiencia a cada uno de los cuestionamientos que se le hicieron, sobre todo en lo que tiene que ver con sus opiniones políticas. Se cuenta que cuando le preguntaron a Mónica Rangel acerca de sus convicciones priistas contestó de inmediato citando al memorable Groucho Marx: “Estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros”.  Luego de esta profunda definición doctrinaria que dejar ver a una fiel seguidora de los más altos ideales políticos, a Mario Delgado ya no le quedó ninguna duda y ha decidido patrocinar la candidatura de la doctora Mónica Rangel que está así a punto de convertirse en la primer priista en San Luis Potosí en abanderar las causas de la Cuarta Transformación de la República.

Se consumará así una virtuosa mutación que dará vida a un nuevo linaje de políticos potosinos que serán reconocidos en los anales de la historia como los hijos del “Primor”.

PERO NO TODO ES DICHA….

Sin embargo y a pesar de estas buenas noticias hay otros temas que tienen muy molestos a sus militantes. Me refiero a la terquedad de su dirigente nacional, Mario Delgado Carrillo, de mantener una alianza con el Partido Verde en la nominación de candidatos a diputados(a) federales. Como es sabido hay siete distritos federales electorales en nuestro estado. De esos 7 sólo en uno Morena podrá postular a un auténtico militante (en el IV distrito, con cabecera en Ciudad Valles).  En los otros seis el ganón es el Verde, partido que decidirá quiénes serán los candidatos. Y parece que ya no hay nada que hacer pues el convenio de coalición entre Morena, PVEM y Partido del Trabajo ya fue publicado en el Diario Oficial de la Federación con lo que se convierte en obligatorio. Esta nueva infamia de Mario Delgado comprueba que sigue empeñado en debilitar a Morena. Con esta acción el dirigente nacional  menosprecia la carrera de partido de cientos de militantes que legítimamente aspiraban a conseguir una candidatura. Con toda razón se sienten ultrajados. Creo que ya es tiempo de que los militantes de Morena en San Luis Potosí se den cuenta de que para su dirigente nacional no cuentan. El ninguneo al que han sido sometidos les obliga a ejercer acciones de resistencia y contra poder si acaso quieren poner un alto a tantos atropellos. Es válido y se ocupa no solo indignarse, sino tomar acciones para responder a estas arbitrariedades.

La coalición “Sí por San Luis” avanza.

Luego de semanas de incertidumbre la coalición “Sí por San Luis” se consolida. El día de ayer se anunció que Octavio Pedroza Gaytán será su candidato a la gubernatura y Enrique Galindo Ceballos el abanderado al Ayuntamiento de la capital. Luego de este anuncio Pedroza empezó a sumar apoyos. El próximo fin de semana está proyectado iniciar la integración de un equipo plural de actores políticos que sumaran capacidad y experiencia para diseñar una estrategia de campaña ganadora. El candidato de esta coalición empieza con el pie derecho. Las encuestas de opinión revelan que Pedroza Gaytán está colocándose entre los punteros de las preferencias electorales.